“FESTIVAL ELECTORAL”, CON TODOS LOS GASTOS PAGADOS, POR LOS CAUSANTES

Entre diputados te veas 

Por Juan Miguel Benítez Meléndez 

Son muchos, los millones de “nuestros” pesos, que “andan repartiendo” los “candidatos”, en las campañas, más “organizadas” de la historia “política” nacional, dinero realmente tirado a la basura, un superficial “recuento” de todas y cada una de las propuestas de los postulados por los “partidos políticos”, durante sus “reuniones” con militancias, son verdaderos engaños a la colectividad y “malas copias” de las “políticas públicas”, en vigor… Todo sería una “excursión” festiva, muy social, — políticamente correcta, — si las candidatas y los candidatos pagaran los gastos ocasionados en sus jornadas para conquistar el voto ciudadano, de sus bolsillos y no de las cargas fiscales que pagan los contribuyentes… Desgraciadamente, no es así… Los mexicanos hemos recibido, durante más de un año, las ráfagas de una “metralla informativa”, sin precedentes, — durante una jornada político-electoral muy revolcada; — tanto en el proceso de los comicios, como en una espeluznante y pública exhibición de infames y lesivos “ilícitos oficiales” contra los intereses ciudadanos: desfalcos gubernamentales, peculados de funcionarios, “inexplicables” enriquecimientos de “servidores públicos”; tráfico de influencias, falsificación de documentos, trámites judiciales suspendidos; asesinatos de “presuntos culpables”, — éste gremio, al que honrosamente pertenecemos, desde hace muchísimos años, no ha estado exento de la violencia y sigue contabilizando sus propias víctimas, — cuyas confesiones, sobre sus bandas, cómplices y actividades, de mucho le podían servir a las “autoridades del ramo”; candidatas y candidatos con antecedentes penales, con procesos en marcha, con carpetas de investigación criminal, más las que se acumulen ésta semana, es una mancha muy oscura por cierto, en la tramitología “previa”, de las dependencias del ramo, a unas elecciones y deja a la ciudadanía, irritada y desorientada, todo está “apareciendo” en las actividades de todos los gobiernos federal, estatales y municipales, en la “temporada alta” de la política nacional… Mientras, la delincuencia “organizada”, — de acuerdo a las versiones de las “autoridades correspondientes”, — sigue haciendo de las suyas; eso es harina de otro costal… En éste “esquema nacional”, la ciudadanía ha pasado del “coraje social” a la completa desilusión, sobre la probidad de sus “gobernantes” actuales, —quienes para bien o para mal, están pagando todos los pecados acumulados — en un clima de descontento generalizado que ningún candidato, podrá conciliar, a pesar de sus promesas y las ofertas de sus “redentores” programas sociales para, dicen, que los mexicanos superemos las actuales carencias… Eso sí, insistimos: se están gastando “alegremente” el dinero de los contribuyentes, en unos eventos, en los que el único ganador es el “gerente nacional” del “partido” que los postuló… Y, al final del día, los plurinominales… En éste marco social mexicano, el “relevo sexenal” se convirtió en el concurso de las denuncias, los chistes, las descalificaciones y lo peor: la burla al votante nacional, el engaño a la ciudadanía y la ofensa a la inteligencia de los electores… Y, como que en el concurso del cinismo, de plano están ganando los postulados, por los “gerentes” de los “mantenidos” partidos políticos que se han dedicado a manipular, sobornar, comprar y prostituir a la conciencias de los ciudadanos mexicanos, en edad de votar…