Israel sobre Palestina

Por: Isaac Ocampo García 

(El opio de los pueblos)

Ya me está preocupando, sigo haciendo preguntas, que por lo menos en apariencia, se ven como estúpidas. Como por ejemplo: ¿el pueblo de Israel no acaba por darse cuenta que el seguir fregando a los palestinos con querer quitarles su tierra, eso ofende a su Dios?

Digo, que la pregunta parece estúpida, en cuanto que el quererse apropiar de al menos una parte de Cisjordania, eso  −dicen y aseguran los israelitas −viene precisamente, por órdenes de Dios. (¡Testigos! De que Dios hizo eso…)

La famosa “Tierra Prometida” por Jehová a los israelitas, que tantísimas muertes ha causado a través de los siglos por los siglos…

Lo peor de todo es que no sólo no parece haber nadie en el mundo que diga “eso no está bien”, alguien “de peso”, por ejemplo, en la ONU, para que esa agresión permanente de Israel sobre Palestina; por fin ya acabe. Sino que hasta, un gobierno como el de los Estados Unidos, que apoya dicha agresión.

Hablando de preguntas que parecen estúpidas. Si le preguntas a un “Testigo de Jehová”, su opinión al respecto, seguro te dirá que “Es la voluntad de Dios”.

Pero, con mil demonios, ¿quién o quiénes vieron a Dios hacer aquel Pacto con Abraham? O, ¿quién o quiénes fueron testigos del Asunto de La Tierra Prometida?

¿Qué acaso los palestinos son culpables del cautiverio a que fueron sometidos los israelitas por  los egipcios? 

Que no se le ocurrió a Jehová ofrecerles y darles, como la “Tierra Prometida”, a la región de Yucatán, Belice y Guatemala, porque si no, los que hubieran “bailado con la más fea”, habrían sido los mayas. Lo peor de todo. Ya nos estuvieran jodiendo a los mexicanos, queriéndonos quitar nuestra tierra; dizque porque Dios se las prometió. Y… ¡Sácalos de ahí!

En fin. Así como parecen de estúpidas estas preguntas, todavía más que estúpida, ¡criminal Diría yo, es la actitud del Estado de Israel, encabezado por ése “Satanás” llamado, Benjamin Netanyahu; de seguir emplazando al pueblo palestino; dizque para que desocupen las tierras que habitan. (Lo que son las cosas: Benjamin, así se llamaba el hermano menor de José, el hijo de Jacob (llamado después Israel), José, que fue vendido por sus hermanos, y al entrar José a Egipto; por ahí el inicio de la esclavitud hebrea, por lo egipcios…)

Finalmente. Una pregunta más (que se diversifica en varias), la que si no a muchos, por lo menos a algunos, les puede parecer también estúpida. Una pregunta que ya he hecho muchas veces, pero que hay que seguirla haciendo, en tanto parece no contestarla nadie.

¿Qué padre, que por supuesto ama a sus hijos, hace o comete preferencia por alguno o algunos de ellos? ¿Qué padre, no solo hace división entre sus hijos, sino que además los echa a pelear entre ellos? ¿Qué padre es o sería capaz, de enviar a alguno o a algunos de sus hijos, a maltrata a alguno o a algunos de sus otros hijos? ¿Qué padre, enviaría a alguno o a algunos de sus hijos, a matar a sus otros hijos? (Al parecer, Jehová si lo hizo; Jericó, Hay, y otros pueblos, hasta llegar a Palestina: el ejemplo)

Hago estas preguntas, pues, porque nadie parece querer admitir, que todas esas matanzas, que a lo largo y ancho de los siglos y los siglos (amén), se han dado y se siguen dando, no han sido y no son por más causa, que por esa más que absurda doctrina o religión de los hebreos; por ése supuesto pacto de Dios y Abraham, dizque celebrado en un miserable monte, del también miserable pueblo de Ur…

Nos leemos en la que sigue, digo; si es que…